19 agosto, 2015 keoki

¿Para qué sirve un río?

La primera imagen que viene a la mente cuando pensamos en un río, es la de un curso continuo de agua desde las montañas hasta el mar.

Efectivamente, un río es una corriente de agua (no siempre continuo) que se origina en las montañas y fluye en descenso cruzando colinas, valles y llanuras hasta desembocar en el mar, otro río mayor o un lago. Sin embargo, el río no debiera ser visto únicamente de manera longitudinal, sino también de forma transversal, de orilla a orilla, e incluso abarcando la llanura de inundación que sus aguas alcanzan a abrazar, dando lugar a una sucesión de microhábitats, hábitats y multitud de elementos conectados y que se relacionan entre sí, dando lugar en su conjunto a los ecosistemas fluviales.

En sus orígenes, las aguas de los ríos son torrenciales, consecuencia de las altas precipitaciones y el deshielo. Cuando la orografía del terreno cambia de forma abrupta, se forman cascadas, donde el agua toma mayor fuerza y velocidad. Cuando llega a los valles y llanuras, el agua fluye más lentamente formando mejanas y meandros, como es el caso del tramo medio del río Ebro.

Sin embargo, un río es mucho más. A lo largo de todo su curso, un río es una fuente fundamental de recursos, no sólo para los seres humanos sino también para la flora y fauna. Cada río es fundamental para el equilibrio del medioambiente, de la biodiversidad y, en definitiva, la vida. Tal es su importancia, que ciertas culturas indígenas consideran a los ríos como organismos vivos, la sangre que nutre la Tierra.

 

¿Para qué sirve un río?

Análisis de la calidad del agua del río Jalón

Análisis de la calidad del agua del río Jalón

Un río es un ambiente extremadamente complejo el cual lleva a cabo procesos fundamentales para mantener el equilibrio ambiental del que se benefician tanto los animales como los humanos. Entre estos beneficios, cabe recalcar el rol crucial que los ecosistemas acuáticos juegan en la depuración del agua.

Sin embargo, esta capacidad de los ríos para la autodepuración está ligada a su integridad. Únicamente un río saludable y en buen estado puede combatir efectivamente la contaminación sin comprometer su calidad al mismo tiempo. Por lo que es vital proteger y fortalecer las condiciones naturales de los ríos contra toda forma de polución y explotación.

Además de la depuración de las aguas, los ríos proveen alimento, generan electricidad, sacian nuestra sed, riegan los campos, abastecen pueblos y ciudades, proveen rutas de comunicación y transporte, son lugares para practicar deporte o para pasar un día agradable en sus sotos y riberas, etc. Además, la vegetación asociada a los ríos (ecotono) es la base de la energía de la cadena alimentaria que permite que los ríos alberguen vida, filtran el fósforo y nitrógeno usados en la agricultura, previenen la erosión de laderas, reducen los cambios bruscos de temperatura y mitigan los efectos de las avenidas.

Con frecuencia el hombre ha maltratado los ríos extrayendo agua hasta casi secarlos, contaminando sus aguas o destruyendo los bosques de sus riberas. El mantenimiento y cuidado de los ríos y su entorno es tarea de todos, y de su gestión y estado de conservación depende también nuestro bienestar y calidad de vida. Por ello, desde Fondo Natural, a través del programa de voluntariado fluvial y custodia del territorio “Alagón Natural”, continuaremos retirando residuos de los márgenes y riberas de los ríos, evaluando la calidad de sus aguas, observando y estudiando su flora y fauna o simplemente disfrutando de sus sotos, mejanas y galachos.

 

SI QUIERES PARTICIPAR COMO VOLUNTARIA/O EN LA CONSERVACIÓN DE NUESTROS RÍOS, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS. NO ESPERES PARA DISFRUTAR DE TU ENTORNO,

 ¡PONTE EN MARCHA Y CONSERVA!

 

 

Tagged: , , , , , ,